Reseña: Al final mueren los dos, Adam Silvera



Al final mueren los dos - Adam Silvera
Puck


En un presente alternativo, en el que es posible predecir la muerte con un plazo de veinticuatro horas, Mateo Torrez y Rufus Emeterio acaban de recibir la llamada más temida: la misma que te avisa que ha llegado tu hora final. En circunstancias normales, es poco probable que Mateo y Rufus se hubieran conocido. Pero sus circunstancias no son normales en absoluto. Porque les quedan, a lo sumo, veinticuatro horas de vida. Y han decidido recurrir a Último Amigo, la aplicación de citas que te permite contactar con alguien dispuesto a compartir tu carga. Mateo y Rufus tienen un día, puede que menos, para disfrutar de su recién nacida amistad. Para descubrir cuán frágiles y preciosos son los hilos que nos unen. Para mostrar al mundo su verdadero yo.

Un libro emotivo, original y extremo, que aborda la cercanía de la muerte para plasmar magistralmente la fuerza arrolladora de la vida, la amistad y el amor.



En la vida tiene que haber algo más que imaginar el futuro que te espera. No me basta con imaginar mi futuro; tengo que arriesgarme para crearlo.

¿Se imaginan cómo sería la vida si existiera una empresa que nos avisara que podemos morir en cualquier momento de las próximas veinticuatro horas?
Eso es lo que sucede en el mundo de Mateo y Rufus. Ellos tienen a Muerte Súbita y los dos han recibido el llamado de la muerte. Están viviendo su último round. Su última oportunidad.

Cuando Mateo recibe la llamada, no puede creerlo. Es tan solo un adolescente, está bien de salud, ¿por qué podría morir? Lo cierto es que Muerte Súbita nunca se equivoca. Y Mateo sabe que es tarde, vivió toda su corta vida con miedo, miedo a vivir, básicamente, a ser feliz, a reír, a probar nuevas cosas… Y ahora, solo le quedan veinticuatro horas (o menos) de vida.

Rufus, por su parte, es un muchacho audaz, que siempre vivió al límite, por decirlo de alguna manera. Perdió a su familia y vive en una suerte de casa para menores. Cuando recibe el llamado de Muerte Súbita, lo toma de otra manera. Digamos que lo acepta desde un comienzo y busca vivir sus últimas horas al máximo.

Mi padre dijo que un adiós es “el imposible más posible de todos”, porque nunca quieres decirlo, pero sería estúpido no hacerlo cuando llega el momento.

Lo más interesante de esta novela es cómo se cruzan los caminos de Mateo y Rufus. Básicamente, era redes sociales, existe una app llamada Último Amigo, que la gente más solitaria puede usar para encontrar a alguien para pasar su último día. Entonces, nuestro querido Mateo, por primera vez en su existencia, decide hacer algo “audaz” y entra a la app y así conoce a Rufus.

Al final mueren los dos es un himno a la vida y a la muerte; al miedo y a la audacia; al dolor y a la resiliencia. La novela me encantó, me atrapó desde el comienzo y ya no pude dejar de leerla. Adam Silvera es un autor que viene sonando muy fuerte estos últimos años y estaba muy intrigado por saber qué es eso que tienen sus historias que generan tanto fanatismo, que las hace tan especiales. Y ahora lo entiendo. No sé si sabría definir qué es exactamente lo que tiene su escritura, pero te genera adicción, te hace reír, llorar, pensar. Me arriesgaría a decir que la gran cosa es la autenticidad de la voces de los personajes. Sus novelas (ya leí todas) son voice-driven, por lo cual no es que haya acción o un mega plot twist esperándonos, sino que se focalizan en las voces de los personajes y en todos los libros Silvera lo hace muy bien. Son voces auténticas, vibrantes, que te interpelan, te identificás de inmediato con los personajes.

Adoré a Mateo y Rufus, me reí y lloré con ellos. En su Último Día, los chicos cuentan su historia, qué los llevó a donde están, cuáles son sus sueños, sus expectativas, cuáles fueron sus dolores más grandes, sus decepciones. Al final mueren los dos es una novela amplia, abarca una gran variedad de temáticas, incluyendo el tema LGBTQ, pero sin hacerlo el meollo central de la historia.

En última instancia, en Al final mueren los dos encontramos esperanza, el primer (y último amor), la posibilidad de decir adiós cuando es necesario hacerlo (ya sea porque vamos a morir o porque simplemente necesitamos cerrar una etapa con alguien en nuestras vidas); es una novela sobre la vida y la muerte, que nos invita a vivir sin miedos, disfrutando, riendo, llorando, porque nunca sabemos cuándo puede llegar el llamado de la muerte.

Me dijo que el amor es un superpoder que todos tenemos, pero que no siempre somos capaces de controlarlo. Sobre todos cuando nos hacemos mayores. Es posible que a veces se descontrole, y que no debía asustarme si mi poder algún día se centraba en una persona inesperada.

Es libro que todo fanático de las novelas contemporáneas y lacrimógenas debería leer. Silvera los va a cautivar con su pluma, los llevará en un paseo en una montaña rusa de emociones…

No sé si ya conocían al autor, al libro, pero los súper recomiendo.

En breve les traeré mi reseña de Recuerda aquella vez y Solo quedó nuestra historia (mi favorito hasta el momento).

¿Ya conocían a Adam? ¿Han leído algo de él? ¿Les llama la atención esta novela?

¡Los leo!

Al final mueren los dos ya se encuentra disponible en Argentina, México, Colombia y el mes próximo saldrá en Chile.

1 comentario:

  1. ¡Hola, Leo! Hermosa reseña ❤️ Aún no leí nada de Adam Silvera, pero este es uno de los libros que más me llama la atención. La historia es original y después de leerte a vos, más ganas de tenerlo! Además, la portada es preciosa! Gracias por la reseña y por el concurso de Morgan.

    ResponderEliminar