Conociendo los orígenes de August

Hoy seguimos con este especial de La lección de August...

Por acá les traigo lo que inspiró a su autora, R.J. Palacio, a escribir el libro. Una historia realmente fuerte.

Me gustaría reflexionar un poco al respecto, ¿Alguna vez les pasó algo similar? ¿Qué piensan sobre el tema?

¿Qué te inspiró para escribir La lección de August?


Hace cinco años, llevé a mis hijos a tomar un helado. Mi hijo mayor entró a la heladería a comprar los milk shakes y yo me quedé con el más pequeño, que estaba en su cochecito, sentada afuera (él tenía tres años en ese entonces). En un momento me di cuenta que al lado mío estaba sentada una nenita con una anomalía craneofacial grave, con su mamá y su amiga (o hermana). Cuando mi hijo la ve, hizo lo que haría cualquier chico de tres años cuando ve algo que lo asusta: empezó a llorar, fuerte, demasiado... Yo traté de sacarlo rápido en el cochecito, no por él, sino que por los sentimientos de la nena, no quería herirla. En medio del apuro, hice que a mi hijo mayor se le cayeran los milk shakes, y bueno... Fue un momento horrible, totalmente distinto a lo que esperaba. Pero mientras yo empujaba el cochecito, escuché a la madre de la nena decirles, en un tono muy dulce: "bueno chicas, es hora de irnos". Esa situación me tocó mucho. 
No pude dejar de pensar en lo que había pasado durante todo el día. Me di cuenta que, probablemente, ellos habían vivido muchas situaciones como esta, todos los días. ¿Cómo se sentiría? ¿Qué le podía enseñar a mis hijos para que ellos puedan entender cómo actuar bien en situaciones de este tipo? ¿Es lo correcto enseñarles a que "no miren", o tendría que ser algo más profundo? Todas estas cosas estaban dando vueltas en mi cabeza y me di cuenta de que estaba decepcionada de mí misma porque había perdido un momento importante para enseñarles algo a mis hijos. Lo que debería haber hecho, en vez de irme con los chicos y evadir la situación, era comenzar a hablar con la niña y su madre. Si mi hijo lloraba, bueno, los chicos lloran. Pero le tendría que haber dado un mejor ejemplo, mostrarle que no hay nada que temer. En vez de hacer eso, me desesperé. No tenía lo necesario para darme  cuenta qué hacer en situaciones como esa.

También me gustaría dejarles una canción que a R.J. Palacio también le sirvió como inspiración, un tema musical hermoso.


Acá les recuerdo las entradas del especial que se publicaron hasta el momento y, por supuesto, les vuelvo a dejar el link del concurso.


¿Le tienen ganas al libro? ¿Alguien ya lo leyó?

6 comentarios:

  1. Qué triste pensar que una nena tenga que pasar por situaciones así :/ A veces uno sabe reaccionar ante los que son "diferentes" (aunque no me parece bien denominarlos así, tampoco, porque todos somos iguales). Obviamente tengo ganas de leer el libro, está bueno reflexionar sobre el tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente Joana. Es un momento complicado, más cuando hay nenes chiquitos que no tienen filtro de lo que dicen. Uno cuando es adulto tiene otra perspectiva... Por eso creo que es muy importante hablar de estas cosas con los nenes, para que no lo tomen como algo malo, ni mucho menos.

      Gracias por pasar, un beso grande!

      Leo

      Eliminar
  2. Guau :|
    No tenía ni idea de que había sido inspirada en algo esta historia, y me dejó bastante sorprendida. Qué complicado lo de estas situaciones.
    Lo bueno es que la autora sí hizo algo por ello.
    Al libro le tengo muchísimas ganas, y ahora muchas más. Ojalá me haga de él pronto. Un beso Leo!

    ResponderEliminar
  3. Leo, te juro que la historia de como se inspiro me conmovió un montón, y más sabiendo que ella incorporo esa experiencia al libro, jamas lo hubiera imaginado!
    Amo esta historia!

    ResponderEliminar
  4. Wow.
    La verdad que es que el libro me encantó y terminé llorando a mares porque me conmovió mucho. Lo que nunca se me hubiera ocurrido es que ella haya puesto esa experiencia en el libro.

    Es un libro excelente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. lo estoy leyendo y saber que se inició con algo así te impresiona aún más. Injusta la vida.

    ResponderEliminar